Logo Crucemar celebramos 16 años
  • Celebrity Cruises

¿Cuáles son las diferencias entre los cruceros marítimos y los fluviales?

En primer lugar debemos de saber, muchas veces es inevitable la comparación, que los cruceros marítimos y fluviales son totalmente distintos; son viajes con características diferentes.

En los cruceros marítimos:

  • Los barcos son de un tamaño mediano (los menos),grandes, y en los últimos años se están construyendo los mega-barcos, verdaderas ciudades flotantes, en muchos casos superando los 3.000 pasajeros a bordo. La vida a bordo se hace más impersonal.
  • Durante la noche se navega y durante el día el barco se encuentra, por lo general, en el puerto para realizar las visitas o excursiones.
  • Las distancias son tramos largos, por lo general.
  • El tiempo que se pasa a bordo del barco es importante, por lo que el nivel de instalaciones, servicios, animación… adquiere gran relevancia en la valoración del viaje.
  • En el comedor principal, suele haber 2 turnos de comida, ya que no es posible albergar a todo el pasaje en un mismo turno; que aun siendo el restaurante principal de gran tamaño, tiene esta limitación, por el número importante de pasajeros.
  • En la cubierta superior se disfruta de la navegación en alta mar, muy relajante; aunque los lugares de interés (tierra) solo se divisan cuando el barco se encuentra próximo al puerto.

En los cruceros fluviales:

  • Los barcos de cruceros fluviales tienen una capacidad bastante menor comparada con los marítimos, los de mayor capacidad de pasaje, son de alrededor de 300 pasajeros, lo normal es que se encuentren en torno a los 200 pasajeros, inclusive por debajo. La vida a bordo se hace más personalizada, en un ambiente más familiar.
  • Por lo general, el barco permanece en puerto durante la noche, las salidas suelen ser por mañana muy temprano en dirección al puerto de escala del recorrido, para una vez allí comenzar con las visitas programadas o excursiones facultativas.
  •  Las distancias que se recorren son mucho más cortas, si lo comparamos con los cruceros marítimos.
  • Durante la navegación se puede disfrutar del paisaje, naturaleza, castillos, pueblos con encanto, monumentos…, la proximidad a las orillas, permite contemplar los paisajes. El viaje se hace realmente ameno y relajante.
  • Las visitas o excursiones, adquieren gran importancia en el crucero fluvial, siendo los guías un componente fundamental del viaje, es importante, previamente conocer los idiomas que se utilizan en estas visitas guiadas. Un crucero fluvial es un viaje eminentemente cultural y relajante, para disfrutar de la navegación y descubrir durante el recorrido la historia del lugar y sus sitios de interés, y la gastronomía, que en muchas ocasiones está ligada a los platos de las zonas que se visitan.
  • Las instalaciones y servicios de los cruceros fluviales son más limitados que los cruceros marítimos, por razones de espacio principalmente, aun así, existen instalaciones y servicios para también disfrutar de la vida a bordo, dependiendo del barco: restaurante, piscina, sala de fiestas, bar-cafetería, tiendas, biblioteca, gimnasio, spa…
  • En el restaurante suele existir un solo turno de comidas, ya que en la mayoría de casos el restaurante puede albergar a todo el pasaje en un mismo horario.

Mariano González Santiso(www.webyposicionamientoseo.com)

Utilizamos cookies de terceros orientadas a medir el uso de nuestros servicios y mejorarlos para ofrecerle una mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener mas información aquí.